27 de Marzo de 2017

Cómo hacer lasaña fit de berenjena

En: Recetas
1468

Esta lasaña sustituye la masa por fetas de berenjenas asadas.

Un buen pedazo de lasaña es algo para que uno admira. ¿Verdad? Y especialmente, lo disfruta.

Y solo el hecho de pensar en esta exquisita receta de lasaña de berenjena, ya nos hace salivar. Esta lasaña sustituye la masa por fetas de berenjenas asadas, lo que vuelve la comida mucho más leve y sana. 

El primer paso para la lasaña es hacer la salsa. Vamos a preparar una salsa con ragú, como ya hicimos en este otro post. Vea los ingredientes y cómo prepararlo:

  • 100 gramos de carne picada
  • 500 gramos de tomates maduros
  • 70 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • 60 gramos de queso parmesano rallado
  • Mitad de una cebolla pequeña
  • Sal a gusto
  • Albahaca a gusto

Prepare los ingredientes: pique la cebolla en rodajas bien finas, pele y sáquele las semillas a los tomates y córtelos en pedazos pequeños. Para pelar y sacarle  las semillas a los tomates, enseguida de lavarlos, zambúllalos rápidamente en agua hirviente y la piel saldrá fácilmente.

Después de preparar la cebolla y los tomates, caliente una olla con el aceite y la mantequilla. Saltee la cebolla en esta olla hasta que agarre color. Junte la carne picada y la sal y cocine por algunos minutos. 

Enseguida, añada la albahaca y los tomates cortados en pedazos. Cocine en fuego mediano o bajo por lo menos por 1 hora, revuelva a veces para que no se pegue en el fondo. 

Si es necesario, usted puede echar una cucharada de extracto de tomate. También es posible añadirle una pizca de azúcar para evitar la acidez del tomate. 

Otra opción para la salsa es hacer la que le enseñamos a preparar en la receta de lasaña perfecta. ¡Usted lo decide! 

De cualquier forma, mientras cocina la salsa, vamos a preparar las berenjenas. Usted necesitará dos a tres berenjenas para una lasaña mediana. 

Precaliente el horno a 190 grados Celsius. Lave bien las berenjenas y córtelas en fetas finas.

En una fuente, preferentemente no adherente, coloque un hilo de aceite, las fetas de berenjena, un hilo más de aceite sobre ellas, condimente con sal y ase por alrededor de 15 minutos para que se deshidraten. Este paso es fundamental, en caso contrario, las berenjenas dejarán su lasaña aguada. 

Si desea, antes de armar la lasaña, usted puede pelar las berenjenas. Eso la deja más fácil para cortarla después, pero no es obligatorio. Nuestra lasaña tenía la piel de la berenjena y estaba deliciosa.

Con las berenjenas y la salsa pronta, vamos a armar la lasaña. Usted va a necesitar queso mozzarella, ricota y parmesano rallado también. 

En una fuente que pueda ir al horno, haga capas en esta orden: salsa, fetas de berenjena, ricota y queso mozzarella. Sobre la última capa, ralle el queso parmesano.

Lleve al horno a 200 grados Celsius y ase hasta que el queso haya derretido y el parmesano de más arriba esté bien dorado. ¡Buen provecho! 

Comentarios